sábado, 28 de noviembre de 2009

Kynikoi

"Todos me abandonaron. Todos me traicionaron. Malditos. Dizque amigos. Ladrones. Bah. Tú fuiste el único que nunca me abandonó. Tú siempre estuviste a mi lado." Dijo con voz áspera, casi imperceptible. Las arrugas de su piel se mezclaban con las arrugas de su ropa, y su corazón con la dura madera en que se sentaba.

"Nunca me pediste mas de lo que te di. Eras feliz conmigo."

Tosió, escupió, se iba a ensuciar el piso pero ya no importaba, ya nadie vendría. Nunca vinieron a visitar, y ya no había nada que vender.

Sus ojos se aguaron y revivió el dolor de la traición, y con el la furia.

Despertar. Día. Tras. Día. Nada. Todo. Se llevaron todo.

Se habían ido. Se escaparon. Se llevaron en una maleta el sudor de su frente. En esa maleta se fue su vida, entre rectángulos de papel pintados.

"¿Por qué, por qué, por qué?" lloriqueo. Sus lagrimas corrían por sus arrugas.

"Tú fuiste el único. Tú fuiste el unic-". Entre lagrimas y sollozos se apagó la voz del viejo antes de poder terminar la frase.

El raquítico perro al que le hablaba lo seguía mirando tranquilamente, como había hecho todos esos años. Sus ojos grandes, negros, brillantes, fijos en el azul ahora apagado de los ojos del viejo.

"Hijo de puta." Pensó el viejo, mientras sentía como se hundían los colmillos en su piel.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Las calles

Todas las calles conducen a roma y todos mis pensamientos conducen a ti, cargando con ellos todas las maldiciones que el amor te pueda desear. //

domingo, 15 de noviembre de 2009

(Ideal)ista

Pasé junto a él en el camino.

Sobre un caballo muerto miraba orgulloso el horizonte

mientras el mundo lo dejaba atrás.

martes, 3 de noviembre de 2009

Inapropiado

Me miro mal tu familia aquel dia en el cementerio.
Yo intentaba ver tu corazón,
ellos creían que miraba tu pecho.